Manejo del Dolor - Página CHSJ

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Manejo del Dolor

Pacientes y Familiares > Educación al Paciente
 




El dolor que es controlado efectivamente permite mayor comodidad durante la recuperación y mayor participación en las actividades asociadas a esta.
A su ingreso al Hospital, el personal de salud le realizará algunas preguntas enfocadas a los siguientes puntos:

• Clasificación: Usted puede describir el dolor, cuándo comenzó, cuánto dura, y si es más fuerte a ciertas horas del día o de la noche.

• Ubicación: Usted puede mostrar con exactitud donde le duele señalando el punto de su cuerpo o en el dibujo de un cuerpo y a dónde va el dolor si es que se mueve o se extiende.

• Factores agraviantes o aliviadores: Usted puede identificar y describir los factores que hacen que el dolor aumente o disminuya.

• Intensidad: El personal de salud llevará un registro del grado de intensidad del dolor, cada día, con la información que usted le otorgue.
Para tratar el dolor, es necesario medirlo. El paciente, el médico y la enfermera deben de medir
los niveles del dolor a intervalos regulares después de comenzar su tratamiento.

Escala del Nivel de Dolor
El dolor es evaluado en una escala del 0 al 10; siendo 0 (cero) equivalente a "ningún dolor" y 10 al "peor dolor posible". El aprender a usar una escala del nivel de dolor es un paso importante para ayudar a su médico.
• 0 Ningún Dolor
• 1 a 3 Dolor Leve
• 4 a 6 Dolor Moderado
(interfiere con el trabajo y sueño)
• 7 a 9 Dolor Severo
(interfiere con todas las actividades)
• 10 El peor Dolor posible

(interfiere con todas las actividades)

Ayude a controlar su dolor
Hay formas de tratar el dolor que son seguras y efectivas, sin tener que utilizar pastillas como:
• El Ejercicio
• La Yoga
• La Relajación por medio de respiración profunda
• El Masaje
• La meditación, oración, el apoyo espiritual y pastoral
• La Distracción
• El Humor
• La Música
• El Hielo o el Calor.
Muchos pacientes creen que si se quejan de dolor, el personal médico responsable de su cuidado puede calificarlos como "malos pacientes".
• Si usted actúa informando rápidamente cuando empieza el dolor, puede prevenir que empeore.
• El dolor no es sólo mental.
• El dolor no es algo con lo que usted tiene que vivir diariamente.

Sus Derechos para Aliviar el Dolor son:
• Obtener información y las respuestas a sus preguntas acerca del dolor y cómo aliviarlo.
• Sentir que su Médico y Enfermera se preocupan de usted.
• Recibir una respuesta inmediata de su Médico y su Enfermera cuando usted reporta un dolor.
Sus Responsabilidades para Aliviar el Dolor son:
• Hablar con su Médico y su Enfermera de las diferentes opciones que existen para aliviar el dolor.
• Trabajar con su Médico para hacer un plan de alivio para su dolor.
• Ayudar a los médicos y a las enfermeras a medir su dolor.

• Informar a su Médico y a su Enfermera sobre un dolor que persiste aun con la administración de fármacos analgésicos.

 
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal