Cáncer de mama es un tumor maligno que se origina en el tejido de la glándula mamaria. Es el cáncer más frecuente en la mujer, constituyendo el 29% de todos los nuevos cánceres diagnosticados en mujeres. En el  año 2015 se diagnosticaron más de 26,000 casos nuevos  de cáncer en México, la mayoría entre los 35 y 80 años. El cáncer de mama también puede aparecer en hombres (supone 1% de todos los cánceres de mama).

Existen dos tipos de cáncer de mama:

Carcinoma ductal: Es el más frecuente ya que representa el 90% de todos los cánceres de mama. Y el carcinoma lobulillar: con una incidencia del 10% aproximadamente.

 

¿Cuáles son los síntomas del cáncer de mama?

En las fases más iniciales de la enfermedad el cáncer de mama no produce ninguna sintomatología y suele ser diagnosticado gracias a la malograría. Toda mujer de 40 años o mayor debe realizarse este examen de forma periódica, en un programa de screening o cribado.

 

Causas y prevención del cáncer de mama:

Las causas que producen cáncer de mama están relacionados con factores hormonales, y reproductivos por un lado, y con determinados estilos de vida por el otro.

Algunos de los factores de riesgo más conocidos son los siguientes:

  • La edad es el principal factor de riesgo, ya que la incidencia se incrementa al incrementar la edad.
  • Antecedentes familiares de cáncer de mama: ( mayor riesgo si es un familiar de primer grado, ejemplo madre o hermanas)
  • Antecedentes personales de cáncer de mama:
  • Historia hormonal: menarquía (primera regla) temprana, y menopausia tardía.
  • Primer parto a edad avanzada.
  • Tratamiento hormonal sustitutivo tras la menopausia
  • Densidad del tejido mamario
  • Antecedente de enfermedad proliferativa benigna de la mama.

Hay factores externos que pueden incrementar el riesgo de cáncer de mama, algunos de ellos son:

  • Vida sedentaria
  • Consumo de alcohol.
  • Exposición de la mama a radiaciones, especialmente en la edad infantil y pubertad.

 

Tratamientos para el cáncer de mama:

El tratamiento del cáncer de mama va a depender del estadio clínico y del subtipo de tumor que padece cada paciente. Pero en términos generales se el tratamiento consiste en:

En tumores localizados: El pilar del tratamiento se basa en la cirugía del tumor primario general la resección del tumor y posteriormente se otorga tratamiento con quimioterapia y radioterapia.

En tumores localmente avanzados: Se administra quimioterapia como primera modalidad terapéutica, ( esto se conoce como tratamiento neo adyuvante), con el fin de atacar precozmente de manera sistémica y con el fin de controlar y reducir el tumor para posteriormente poder llevar a cabo una mejor cirugía, posterior a este debe completarse el tratamiento con radioterapia.

La supervivencia y la calidad de vida del paciente con cáncer de mama ha mejorado en la última década, y la tendencia continua gracias a los avances en el conocimiento de la biología del cáncer , en las técnicas de diagnóstico, en las alternativas terapéuticas y en  la nueva tecnología utilizada para el tratamiento complementario.

Las reacciones emocionales de tristeza, inseguridad, preocupación y dudas ante el diagnóstico y los efectos secundarios de los tratamientos son normales y frecuentes.

El tratamiento integral, multidisciplinario, la comunicación y la competencia de todo un equipo heterogéneo e trabajo, el apoyo familiar y en especial la comunicación sincera y abierta con familiares y la pareja facilitará la aceptación y afrontamiento de la enfermedad.

Dra Claudia Montenegro Amador

Radio-Oncóloga.

Compartir en: