EN EL MARCO DEL DÍA MUNDIAL DE LA LUCHA CONTRA EL CÁNCER DE MAMA.

El día amerita hablar de las tecnologías diagnósticas y terapéuticas innovadoras que ayudan en esta lucha.  Esta enfermedad  anualmente mata a más de 8.2 millones de personas y es una de causas por las cuales, se hace hincapié en la prevención y la autoexploración para encontrar anormalidades que puedan tratarse a tiempo. 

La innovación ha permitido el desarrollo y modernización de infinidad de productos y servicios en todas las industrias, incluidas la del sector médico. Así, las enfermedades que en el pasado aniquilaban ciudades han sido erradicadas. De la misma manera, el avance en los estudios y aparatos para diagnóstico y auscultación permiten detectar oportunamente diversos padecimientos, uno de ellos el cáncer de mama.

A nivel mundial, el cáncer de mamá es el más común entre las mujeres y representa el 16% del total de los casos de cáncer para esta población, según cifras de la Organización Mundial de Salud (OMS) y es el de mayor incidencia en mortalidad entre mujeres de 20 a 59 años.

Esta enfermedad tiene cinco etapas, de la 0 hasta la IV. La etapa en la que sea diagnosticado influye directamente en el éxito del tratamiento y la supervivencia del paciente, siendo hasta en la etapa II del 66% de supervivencia. Desafortunadamente en México, el 90 por ciento de los casos se detecta en etapas III y IV y la mortalidad que implica este cáncer ha llevado a que se realicen una serie de innovaciones en el campo de la medicina para su detección oportuna y tratamiento, estas son algunas:

  1. Biopsia liquida

Se refiere a un estudio realizado en la sangre con el fin de encontrar células cancerígenas y partículas de ADN del tumor en el torrente sanguíneo.

La tecnología de biología molecular permite encontrar los rastros del cáncer en la sangre, con solo extraer cinco milímetros, así también les permite conocer la progresión de éste. Hoy los estudios del DNA son más precisos en términos milimétricos, que es lo que el estudio realiza.

  1. Nanotecnología

Científicos japoneses, de la Universidad de Tokio, en conjunto con colegas de Estados Unidos, desarrollaron una fibra sensible de 3.4 micrometros de espesor fabricado con nanotubos de carbono. Lo anterior permitirá detectar tumores muy pequeños, así como malformaciones en el seno por medio de unos guantes que incorporen dicha tecnología.

Aunque esta tecnología está en fase experimental, se contempla que en un futuro cercano esté al alcance de la población y así evitar miles de muertes.

  1. Radioterapia intraoperatoria (RIO) es una técnica de alta precisión que permite la administración de una dosis única de irradiación durante el acto quirúrgico después de la resección del tumor. Conlleva las ventajas de la visualización directa del lecho a irradiar rechazando fuera del campo los tejidos sanos, y evitando su irradiación innecesaria.
  2. Otra innovación es la terapia One Step, que persigue aplicar el máximo tratamiento posible entre la anestesia y el despertar, incluyendo desarrollos en radiología, medicina nuclear, histopatología, radioterapia y técnicas en cirugía oncoplástica.

La cirugía debe estar precedida de imágenes detalladas para excluir la presencia de otros tumores en la misma mama o en la del lado contrario, o microcalcificaciones que puedan indicar componente intraductal.

6. La cirugía oncoplástica combina principios de cirugía oncológica con aquellos de la cirugía plástica que extiendan las posibilidades de conservación de la mama. Se deben realizar después del procedimiento inicial, ya que es difícil corregir un pobre resultado estético post irradiación mamaria. En caso de grandes lesiones o mamas pequeñas, remover volúmenes adecuados para reducir el riesgo de recaída local puede comprometer el resultado estético llevando a resultados insatisfactorios. La cirugía oncoplástica se hace cargo de este tipo de inconvenientes y trata de resolverlos de la mejor forma desde el punto de vista estético teniendo siempre como objetivo la simetría mamaria.

7. Por último, no queremos dejar de mencionar el proyecto realizado por Wake app Health, empresa de innovación especializada en mHealth que ha desarrollado una aplicación o APP. “Contigo” que cuenta la historia de 16 mujeres que han superado un cáncer de mama y que, a través de sus experiencias, acompañan en todo el proceso y ayudan a resolver las principales dudas que pueden surgirte en el día a día.

Para concluir sea cual sea la tecnología habrá que recordar que las terapias innovadoras no son estandar en el tratamiento y salen del esquema ideal de un paciente, habrá que validar la evidencia de la práctica de la misma y según esta se valorara el beneficio que cada una de las terapias tienen, pero esto es dependiente del tiempo y la viabilidad de cada una de las técnicas.

Dra. Claudia Montenegro Amador
Radio-oncóloga.

Compartir en: